Ministerios de Música en USA
Sitio oficial : Unknow
 
www.cielonuevo.org
PARA COMPRAR MUSICA CATOLICA PRESIONE AQUI   Lourdes Montgomery  
 
 

Cuando Lourdes Montgomery se sentó frente al piano a la edad de 9 años, nunca pensó que éste sería el inicio de una próspera carrera como compositora y que más tarde, la música litúrgica fuera a tomar tanta importancia en su vida. “Sí, recuerdo que una vecina tenía un piano de juguete con las teclas negras y ella me enseñó a tocar ‘Los Paticos’. Mi madre, Delia Cárdenas, no sabía que yo practicaba esa pieza en la casa de mi vecina, hasta cuando un
día fuimos a casa de una amiga de mi madre donde había un piano acústico”.

Y con esta historia que ha tomado forma a lo largo de su vida, la compositora cubana Lourdes Montgomery recuerda la sorpresa de su madre al ver el talento de su pequeña hija, quien había llegado a los cinco años a los Estados Unidos. “Recuerdo que al ver el piano, yo le pregunté a la amiga de mi mamá, si podía tocar una pieza que me sabía y mamá le dijo: ‘pero ella no sabe tocar piano’. Bueno, cuando me senté a tocar ‘Los Paticos’ mi mamá se quedó fría y la
amiga le dijo que yo debería estar tomando clases con alguien. Y así fue como empecé mis clases formales de piano, las cuales duraron 15 años”.

Lourdes Montgomery recuerda muy vagamente La Habana, Cuba, donde nació y de donde partió a los cinco años en compañía de su padre, Jesús Cárdenas y de su abuela, Hortensia Pérez. Posteriormente, su madre, Delia Cárdenas, viajó a los Estados Unidos a través de España, para reunirse con la familia.

En ese momento la vida de Lourdes inició un camino que ella misma reconoce ha sido afortunado. “Estados Unidos es el mejor país y lo quiero profundamente. Gracias a este país mi familia pudo avanzar y ofrecerme las clases de música que me han ayudado a realizarme profesionalmente. Gracias a Dios nunca he tenido que dedicarme a una actividad diferente a la música, que es realmente la razón de mi vida”.

Y cuando lo dice hay mucha satisfacción en esta compositora que nació el 8 de diciembre de 1956, en la fiesta de la Inmaculada Concepción. “Por eso me llamo Lourdes de la Concepción Cárdenas Montgomery”. Recuerda la compositora que su primera composición fue “Romance Cubano”. “Estudié 2 años de piano clásico, música en general, jazz y piano en Miami Dade Community College. Además de cuatro años, durante los cuales me dediqué por completo al piano clásico, teoría musical y composición, en la Universidad de Miami”.

Esta formación musical ha sido la base de su carrera como compositora, aunque al principio ella no tenía claro que sería en el campo de la música litúrgica. “Primero surgió por necesidad porque después de que me casé con Michael, empecé a trabajar en un colegio católico donde me dieron la responsabilidad de tocar en la iglesia. Al principio era tan sólo un trabajo, pero poco a poco el Señor sembró su semilla en mí y ahora no lo veo como un trabajo musical. Es un
ministerio, sin el cual me siento como que falta una parte muy importante de mi ser”.

En ese ministerio ha llegado a componer cantos que muestran su compromiso de fe, como es el caso de “Bienaventurados”, el cual se encuentra en Flor y Canto, Segunda Edición. “Este canto surgió cuando estaba preparando la misa para el Día de Todos los Santos y no encontraba un canto con las Bienaventuranzas. Encontré dos cantos pero su melodía me pareció muy complicada para ser interpretada por el coro. Esto fue suficiente y me inspiró para componer una versión nueva”.

Recordando cómo escogió el título y la intención de su composición, dijo: “el título viene de la primera palabra de la canción y la intención fue ponerle una melodía a esas palabras que dan esperanza a tantas personas, sobre todo las pobres, ya que son palabras de Cristo”.

Pero este canto tiene un gran significado para Lourdes, pues ella lo cantó a unos campesinos de la República Dominicana. “Cuando lo estaba cantando empecé a llorar profundamente como si fuera una niña. En ese momento fue que esta canción tomó otro sentido para mí. La situación le dio otro significado al canto. No es igual cantarla en mi casa, con un piano de cola y aire acondicionado, que en el campo frente a unos niños campesinos, lindos pero desnuditos y debajo de un árbol, donde sus casas tienen un techo de zinc. No, el significado es muy diferente”.

Refiriéndose al hecho de que el canto forma parte del completo repertorio que integra Flor y Canto, Segunda Edición, dijo: “las palabras de este canto son muy importantes porque las dijo Jesús. Yo le doy gracias a Dios por haberme dado la inspiración en ese momento para ponerles una simple melodía que surgió de mí”.

Y cuando habla de la forma de utilizar este canto en las liturgias de la comunidad hispana, dice que ella lo utiliza casi siempre en la Presentación de las Ofrendas, cuando el tema del Evangelio se dirige a los pobres. “Especialmente se puede usar el primero de noviembre, el Día de Todos los Santos, donde Jesús dice las mismas palabras que están en el canto: ‘Bienaventurados, pobres de la tierra, porque de ustedes es el reino de Dios. Bienaventurados los que pasan hambre, los que lloran sangre por amor a Dios’”.

En cuanto a su actividad musical, Lourdes trabaja como directora de música de su parroquia en la iglesia Mother of Christ y en otra misa los sábados, en una iglesia cerca de su casa. “Los domingos dirijo cuatro grupos musicales, entre el coro de niños y el coro de adultos para las misas en inglés, y el coro de adultos que participa de la misa en español a las 12:30 del día. Toco con un grupo de dos guitarristas en la misa en español y con un grupo de jóvenes
en la misa en inglés”.

Finalmente, dijo que lo mejor que ha obtenido trabajando con la música a lo largo de su vida es “el crecimiento espiritual que he encontrado en mi peregrinaje con Dios a través de su Palabra. También me ayudó a eliminar varias inseguridades y esto lo he logrado gracias al trabajo con mi comunidad”.

El álbum debut de Lourdes para los tiempos de Cuaresma y Pascua, De la Cruz a la Gloria, ya está disponible en OCP. También nos complace recomendar a Lourdes Montgomery como un buen modelo del ministerio pastoral

Material Discográfico
 
 
De La Cruz a la Gloria  
   
   
     
 
 
 
 
 
©DERECHOS RESERVADOS MINISTERIO PRO-MUSICA CATOLICA CIELO NUEVO 2005-2007